Nuestra Historia

En el año 1943 y por iniciativa de los Sres. Ricardo Buscasso Lemarquant y de Dr.Diego Damián Trujillo Peluffo se fundó el Sanatorio Médico Villa Carmen, constituyendo su primer domicilio en una casa quinta ubicada en el actual cruce de Avenida Italia con calle Las Heras.

El Director Técnico del novel sanatorio era el propio Dr. Trujillo quien junto al Sr. Buscasso como practicante, dos enfermeras y personal de limpieza comenzaron a prestar este tipo de asistencia. Por aquel entonces, las internaciones duraban varios meses debido al tipo de tratamientos realizados en aquella época, donde era usual el realizado en base a shocks insulínicos. También y como era norma de la época en el propio Sanatorio, vivía la dirección técnica.

Corría ya el año 1955 cuando por dos motivos, el primero de ellos era que en ese lugar se proyectaba crear la Escuela de Enfermería, proyecto nunca culminado y por el ensanche de Av. Italia; se dio expropiación al primer edificio, debido a ello el Sanatorio se trasladó a su actual ubicación en Av. Gral. Garibaldi 2680 esquina Gral. Urquiza, donde sus fundadores se une el Dr. Marcelino Buscasso Lemarquant. Dando inicio a lo que podríamos identificar como segundo período, como hecho anecdótico podemos mencionar que al momento del traslado el sanatorio atendía a un solo paciente.

En ese período no se producen cambios en la forma de trabajo, continuando las internaciones de larga duración y de pacientes particulares. El Sanatorio contaba entonces con dos áreas bien diferenciadas, una para pacientes permanentes y otra para pacientes transitorios.Con el correr del tiempo las internaciones particulares fueron disminuyendo paulatinamente en su volumen y paralelamente crecían las internaciones con origen en seguros médicos y mutualistas. En este período el sanatorio es testigo fiel del avance de la psiquiatría en el país nuevos medicamentos y nuevos tratamientos entre ellos la electro convulso terapia fueron aplicados por los médicos de entonces.

En la década de los ochenta la Dirección del Sanatorio, integrada en ese momento por el Dr. Marcelino Buscasso y Dn Diego Trujillo, resuelve dedicarse exclusivamente a tratamientos de pacientes agudos o reagudizados, por lo que no se dieron más ingresos a pacientes permanentes.

La nueva realidad hace que a partir de ese momento el Sanatorio se plantea la disyuntiva de volver aumentar su número de camas o mejorar la calidad de sus servicios, optándose por la segunda posición, por tanto, se comienza a mejorar el confort de los pacientes y los servicios que conlleva una internación psiquiátrica.

Actualmente y siguiendo los mismos principios que sus antecesores, la actual Dirección, continúa apostando a la calidad de los servicios ofrecidos desde todos los puntos de vista, es decir, desde la óptica del médico, del prestador de salud, del paciente y del familiar. Gracias a ello hoy el servicio cuenta con particularidades que forman un diferencial y nos sitúan en una posición privilegiada, particularidades tales como actividades recreativas, informática aplicada, conserjería y nuevos tipos de internación.

La mejora continua nos mantiene en el lugar que hoy nos encontramos y estamos permanentemente atentos a seguir mejorando. La calidad para nosotros abarca desde el confort que recibe el paciente, el estricto cumplimiento de la indicación médica y también la seguridad para todos los actores.

Hoy nuestro desafío es continuar en el camino de la calidad y seguridad y para ello trabajamos día a día.